Exige SEDATU que alcaldes impidan reconstruir en zonas de riesgo

CUERNAVACA, MOR.- Al anunciar que el próximo 15 de noviembre iniciará el reparto de tarjetas bancarias con los apoyos económicos y de material de construcción para los casi 16 mil damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre en Morelos, la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga hizo un severo llamado a los Ayuntamientos de la entidad para evitar que aquellas familias afectadas reedifiquen sus viviendas, lo hagan en zonas de alto riesgo.

Al acudir a Morelos a supervisar los trabajos de demolición de inmuebles afectados por el terremoto, principalmente en el municipio de Jojutla, Robles Berlanga informó que un total 15 mil 801 familias recibirán apoyos económicos por parte de los gobiernos federal y estatal tras ser afectados por el terremoto, de las cuales cinco mil 370 son las que resultaron beneficiadas con el apoyo para la reconstrucción de inmuebles, entre las cuales están incluidas aquellas personas que vivían en zonas federales o de alto riesgo.

Subrayó indicó que pese a que estas familias vivían y habían edificado sus casas en zonas de riesgo o prohibidas, por indicaciones del gobierno federal, no sólo fueron incluidas en el censo del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), sino qye también , serán beneficiadas para tener donde vivir, por lo que serán reubicadas en terrenos que ya son buscados en las localidades.

Sin embargo, exigió a los Ayuntamientos de Morelos que tengan personas afectadas y cuyas viviendas estaban en zonas de alto riesgo como laderas y barrancas, prohíban y den seguimiento para evitar que la reconstrucción la hagan en los mismos terrenos peligrosos. Robles Berlanga dijo que el artículo 115 constitucional es muy claro e indican que son los gobiernos municipales la primera instancia y la primera autoridad que debe supervisar los actos irregulares ó velar por la seguridad de los ciudadanos.

En rueda de prensa acompañada del gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreú y el representante del gobierno federal para las labores de reconstrucción, Jorge Márquez Montes, oficial mayor de la secretaría de Gobernación, Robles Berlanga informó que las personas que tuvieron daños menores en sus viviendas, el Fonden les otorgará 15 mil pesos, en tanto que las familias que perdieron todo su inmueble, recibirán 90 mil pesos.

Agregó que en estos últimos casos, las familias tendrán posibilidad de acceder al créditos de hasta cien mil pesos más para fortalecer la autoconstrucción ó construcción de sus viviendas, la cual también puede impulsar una empresa especialista en el tema.

Informó que la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) ha llegado a convenios con cámaras y organizaciones vinculados con comercios y grandes empresas dedicadas a los materiales de construcción, con las que se ha pactado que los precios no se eleven.

Finalmente puntualizó que a partir de que Morelos y otras zonas del país como Oaxaca y Chiapas se revelaron como zonas de alta sismicidad, es importante que los criterios de edificación de inmuebles, tanto de los ciudadanos como de las autoridades, vayan cambiando para fortalecer la seguridad y se reduzcan los riesgos a la hora de un movimiento de tierra.

 

 

Deja un comentario