Abre ISSSTE programa especial de créditos para afectados por sismo
octubre 2, 2017
Crean fondo complementario al Fonden
octubre 2, 2017

“Yo no me quiero hacer famoso”: Héctor, el rescatista

CUERNAVACA, MOR.- Lo que menos tiene es la ambición de ser famoso; se le nota humilde y sencillo, pese a que su nombre ya se instaló entre los héroes ciudadanos que han actuado en las horas más trágicas tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

Sentado en un banco de plástico, Héctor Rodarte Cedillo apoya sus muletas en su muslo izquierdo, y reitera cada vez que puede la necesidad de que como seres humanos seamos humildes y entregados al servicio a favor de los demás.

Desde el pasado martes 19, Héctor no ha parado de trabajar, de remover escombros, de buscar víctimas y de colaborar en lo que le pidan. Apenas este miércoles estuvo en Cuernavaca para ayudar en la descarga de un tráiler que transportaba, pero desde el día de la catástrofe se sumó a una cuadrilla de voluntarios, que a su vez, han sido dirigidos e impulsados por algunos especialistas en materia de desastres.

Así, con cientos, quizás miles de voluntarios, han actuado en Jojutla para salvar lo más que se pueda, para aprender juntos y para crecer interiormente.

Héctor, con 27 años de edad, ex adicto, quien ha sacado comida de la basura como él mismo reconoce, sigue en la búsqueda de un sino en su vida, parece haberlo encontrado a través de la tragedia, misma que también ha estado en su vida personal desde que las calles fueron su refugio y el accidente le llevó a perder una pierna y a poner en peligro la otra, además de poner en vilo su vida, lo llevaron a apreciar la vida desde potra manera.

Ahora, ya no sólo será el joven que limpia vidrios, que saluda a todos los que pasan ó el que vende chocolates por las tardes. También, a partir de una semanas, tendrá una prótesis para sustituir la mitad de la pierna que perdió, ingresará a estudiar para convertirse en rescatista, y ya va de “gane” porque el uniforme anaranjado ya lo tiene. Se lo ganó.

— ¿Cuánto tiempo llevas ayudando, trabajando para la gente…?

— Es algo que en realidad me salió del corazón ayudar a las personas porque, ahorita, igual son ellos, y luego puede ser mi familia. Es alfo que ni yo me lo explico cuál fue el motivo que me llevó a ayudar a las personas, pero es algo como… humildad, más que nada.

— Cuando fue el temblor… ¿Dónde estabas

— Estaba limpiando parabrisas en la calle, en el semáforo donde trabajo.  Lo que hice fue ponerme a echarle agua a los carros, ayudar a la gente a pasar la calle… fue de ahí que e nació apoyar y, luego apoyar y apoyar.

Vi muchas cosas. Vi muchos niños enterrados, niños fallecidos en las escuelas, la desesperación de las personas en las calles… Algo inexplicable. Fue alfo difícil que se vivió en esos días.

— ¿Cómo conociste a los brigadistas, con los rescatistas? ¿Cómo te vinculaste con ellos.

— Nos conocimos ahí, en la plaza. Ahí nos empezamos a conocer, nos juntamos, nos reunirnos, fue cuando empezamos a trabajar, a ayudar… Fue (el trabajo) con amigos, con “compillas”, amistades, ahora amigos que no conocía.

— ¿Qué has aprendido estos días? Que tiene que ser uno humilde, apoyar a las personas, es lo más importante en esta vida… Ahora son ellos, el día de mañana no sabemos quién vaya a ser.

— A partir de lo vivido, a partir de lo aprendido, vas a cambiar de vida, vas a dedicarte al rescate ¿Lo has pensado? No se, ser bombero, rescatista…

— La neta si. A partir de ahora me van a dar unos estudios para rescatista y para médico, y la neta si, si los pienso aceptar, pues ver la sonrisa de las personas cuando estás rescatando… no necesitas tanto una pala o un dinero. A mi realmente lo que me motiva es eso, la gente, de alguna forma, en un aplaudo en un “si se pudo”. La neta mi discapacidad no es nada, no es nada comparado con lo que siente el corazón. Mi corazón siente al ayudar a esas personas, no importa que mi pierna no la tenga…

— Tu discapacidad n te impidió ayudar a la gente… 

— Es lo que le decía a mi madre. Cuando me pasó el accidente yo le decía a mi madrecita: Yo no voy a sentarme en una silla de ruedas. Yo tengo “reventada” la otra pierna, tengo placas de metal de aquí hasta acá. Si es difícil, pero la neta cuando traes una discapacidad, mi padre Dios tiene para ti un propósito en tu vida. Si me tiene a mi sin pierna es a lo mejor por algo, a lo mejor ya no estuviera aquí o qué se yo. Me tiene aquí dando lata, apoyando a las personas y echándole la mano a la gante. Eso es lo que a mi me late.

— Es decir, lo que te pasó te dio posibilidad de sensibilizarte…

— La neta si. De por si yo soy una persona noble, o sea, los tatuajes, el tipo de habla, la cara de delincuente, no con eso uno va a ser malo siempre. La neta nel. De las personas que limpiamos en los semáforos hay gente buena y gente mala. Pero no por los tatuajes o las netas que le digo no por eso somos personas sin corazón. Tenemos un corazón más grande porque somos personas adictas, aunque yo ya llevo tiempo sin ellas, pero cuando estás en la droga, enfocas todas tus frustraciones en un vicio. Entonces eso se hace ser humilde, ser sencillo, una persona que piensa más las cosas La humildad padrino, la humildad es la que cabe en todo esto. Por que de hecho a mi me decían: “te vas a ir con los de la tele”, y la neta no. Por eso me agacho la gorra por que de hecho les he dicho a varios: “Yo no me quiero hacer famoso”…  la neta no se me va a subir porque yo siempre he sido humilde.

Yo no soy nadie para juzgar a las personas, si en algún momento me ofendieron o ,e juzgaron, no por eso no les voy a ayudar.
— Y ahora después de siete años de haber perdido tu pierna y de este trabajo que hiciste, de algo sirvió que te viera… Y ahora te han buscado para darte una prótesis…

—  Así es. De hecho vinieron los “carnalazos” de Estados Unidos. La neta son personas que yo no me había encontrado. La neta con esas personas encontré un apoyo chido, un apoyo de corazón. Cuando llegaron luego, luego los sentí cuando llegaron y me dijeron. Ellos me dijeron que no querían publicidad, me dijeron “nosotros sólo venimos hasta acá para ponerte tu prótesis”.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: