Envía Segob a Morelos 200 elementos adicionales de la gendarmería 
mayo 16, 2017
Decomisa PGR mas de 14 mil litros de hidrocarburo en Huitzilac
mayo 17, 2017

Privatización o reestructura, paso a seguir en SAPAC. Cuauhtémoc

CUERNAVACA, MOR.- El presidente municipal de la ciudad, Cuauhtémoc Blanco Bravo, reconoció que la privatización del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac) es una de las opciones que se analizan para hacer mas productivo y rentable el organismo, pero también para lograr su reestructura que acabe con el desabasto del líquido en la capital del estado.

Mientras el gobierno de Cuernavaca negocia con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) un convenio que permita devolverle la energía eléctrica a 62 de los 109 sistemas o pozos de agua que surten a la población de la capital del estado, lo cual ha generado un desabasto –por semanas- de agua que afecta a casi el 40 por ciento de la población, el alcalde de la ciudad, Blanco Bravo no sólo reconoció que la privatización podría ser un camino, sino que cualquier camino que se tome lo hará después de hacer una consulta a la población.

En entrevista Cuauhtémoc Blanco dijo que la privatización del Sapac es una vía que se analiza para hacerlo rentable y eficiente, pero también se analiza una reestructuración integral que le permitiría mantenerse como órgano desconcentrado, pero bajo la tutela del gobierno de Cuernavaca.

Agregó que una eventual privatización o una reestructuración sólo se realizarán previa una consulta con los habitantes de Cuernavaca, ya que “son ellos los que sufren y conocen día a día lo que pasa en la ciudad… no por mis pantalones vamos hacer las cosas”, abundó.

De acuerdo con número oficiales, el adeudo que Cuernavaca tiene con la CFE hasta el momento, es de 91.1 millones de pesos, y para que la apara estatal acceda a firmar un convenio de pago le requiere el Ayuntamiento el 25 por ciento del monto total, es un decir, un poco menos de 23 millones de pesos, según el vocero de la dependencia, Raúl Gómez Cárdenas.

Al respecto, Blanco consideró que esta semana podría concretarse el acuerdo para que se le pague a la CFE y se reestablezca el servicio de luz y, por ende, el bombeo de agua a los más de 135 mil habitantes que en este momento sufren del vital líquido, no obstante, reconoció que una vez librando dicho obstáculo, será necesario entrar de lleno al análisis de lo que sucederá con el SAPAC, ya que lejos de ser redituable, gasta más en operación que lo que ingresa por concepto de los servicios que presta.

Según las cifras del gobierno de Morelos, “la mala administración del Sapac, tiene comprometidos el 92 por ciento de sus ingresos en gastos operativos a pesar de que entre 2015 y 2016 han ingresado al organismo 540 millones de pesos”, informó la semana pasada el secretario der Gobierno, Matías Quiroz Medina, en un análisis del conflicto del órgano y a la crisis de agua que vive Cuernavaca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: