Corea del Norte falla en nuevo lanzamiento de misil
Abril 15, 2017
Detienen a Javier Duarte en Guatemala
Abril 15, 2017

Ante el desafío de Trump, Peña no está a la altura: José Mujica, expresidente de Uruguay

José Mujica afirma que México se distanció de América Latina por la proximidad absorbente de Estados Unidos y ahora está pagando el precio de depender básicamente de un solo mercado. Además, frente a los desafíos de Washington, Peña Nieto “podría haber hecho más en términos de firmeza”, señala el exmandatario uruguayo. Para él, ya es hora de revertir esa situación y propone que la diplomacia mexicana recorra el continente en busca de un modo de unirse con sus vecinos del sur.

CALI, Colombia (Proceso).- ¿Entonces quiere que hablemos del muro de Trump?, pregunta el expresidente de Uruguay, José Mujica.

–Sí, entre otros temas…

–El muro –dice y se reclina en el sillón–: el Muro de Berlín es una zanjita frente a la bestialidad que quiere construir Trump en la frontera con México…

Con el lenguaje sencillo, sin estridencias, el “senador” Mujica, como le gusta que lo llamen, suelta frases sin desperdicio: que el presidente Enrique Peña Nieto “podría haber hecho más en términos de firmeza” ante los desafíos que Trump plantea a México; que este país está “pagando sin restricciones” el costo de acercarse demasiado a Estados Unidos y creer que el libre comercio es una panacea; que al gobierno mexicano le corresponde lanzar alguna iniciativa entre los países latinoamericanos para fijar una posición común ante Trump….

Es miércoles 29 de marzo y Mujica recibe al enviado de Proceso en la habitación de su hotel en Cali, Colombia, ciudad a la que acudió para ser, junto con el expresidente español Felipe González, garante internacional de la implementación de los acuerdos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

De hecho, la paz en Colombia le parece un asunto fundamental para Latinoamérica, pues eso significa poner fin al conflicto armado interno más antiguo y perturbador de la región.

–Yo soy un hombre de izquierda –dice– y el presidente de Colombia (Juan Manuel Santos) no se puede catalogar como un presidente de izquierda. Sin embargo he tratado de hacer todo lo posible en favor de la paz y de ayudarlo en todo lo que he podido, con humildad. ¿Por qué? Porque la paz no es de izquierda ni de derecha. Es paz.

Deja un comentario