Suspende SCJN proceso de juicio político contra Cuauhtémoc
Enero 11, 2017
Catean casa en Cuernavaca utilizada para vender droga
Enero 11, 2017

Entregan su cuerpo tres años después de haber sido secuestrada y asesinada

CUAUTLA, MOR.- Tres años después de haber sido reportada como secuestrada en el estado de México, María Dolores –quien al ser plagiada contaba con 28 años de edad- regresó a su comunidad donde será velada y sepultada por sus familiares, al ser localizada entre los 119 cuerpos y restos humanos encontrados dentro de las fosas de Tetelcingo, de este municipio.

María Dolores fue reportada como secuestrada en marzo de 2013, pero nunca pudo ser localizada, hasta que los análisis de ADN que se hicieron a los cadáveres encontrados en las fosas de Tetelcingo, permitieron su localización a través de la plataforma de la Procuraduría General de la República (PGR).

La mañana de este miércoles, una comitiva integrada por la FGE, la Comisión Ejecutiva de Víctimas del estado, así como representantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Movimiento por la Paz y Justicia con Dignidad (MPJD) así como el Programa de Atención a Víctimas de la Universidad Autónoma del estado de Morelos (UAEM), acudieron al panteón “Jardínes del Recuerdo” para extraer los restos de María Dolores que se encontraban en la gaveta 10 bajo la carpeta de investigación UIDD-C/1072/2013.

Los familiares de María Dolores culminaron así la búsqueda de su familiar después de casi tres años. La víctima fue secuestrada en el poblado de Atlalutla, estado de México, muy cerca de las faldas del volcán Popocatépetl y de la ciudad de Cuautla, Morelos, donde fue localizado su cuerpo.

De acuerdo con la indagatoria contenida en la carpeta correspondiente, tras su secuestro el 31 de marzo de 2013, María Dolores fue asesinada horas después, por lo que permaneció en calidad de desconocida desde entonces hasta que fue reconocida por las autoridades a través de los trabajos de confronta derivados de la exhumación de 119 cadáveres de las fosas de Tetelcingo, en mayo y junio de 2016.

Durante la exhumación de los restos, estuvieron presentes la pareja sentimental y el de la víctima, quienes al término de la diligencia se entrevistaron en privado con el titular de la FGE, Javier Pérez Durón.

El Movimiento por la Paz y Justicia con Dignidad (MPJD) difundió también el hecho, y ponderó que “al igual que las demás víctimas que se encontraban en estas fosas, los crímenes en contra de María Dolores siguen impunes”.

Recordó que de los 119 cuerpos que fueron inhumados clandestinamente el 28 de marzo de 2014, cuatro cuerpos ya fueron entregados a sus familias. Los dos primeros en diciembre de 2014, el de Oliver Wenceslao y el de una maestra de Yautepec. Los otros dos, el de Israel y el de María Dolores, derivado de las diligencias de mayo-junio del año pasado.

“Sin las organizaciones de las víctimas ni la insistencia de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, esto no hubiera sido posible. Teníamos razón en exigir que se abrieran las fosas”, subrayó el movimiento.

Sobre el caso de Tetelcingo, existe una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) al gobierno de Morelos para que se indague sobre la responsabilidad de los funcionarios y ex funcionarios de la FGE en el entierro masivo e irregular en Tetelcingo.

De acuerdo con dicha recomendación, de la cual este medio tiene una copia se confirmó que a 47 cuerpos se les debieron abrir carpetas de investigación nuevas, que 21 cuerpos no tenían ningún dato para poder ser identificado y que varios no tenían necropsia de ley, lo que confirma que existen crímenes que la justicia no puede dejar impunes.

Tras la investigación en Tetelcingo, se confirmó que también existen otros 21 cuerpos que estaban “claramente identificados” y que fueron depositados en dichas fosas sin darle parte a sus familiares para que fueron reclamados.

Hasta el momento han sido llevados a proceso judicial dos funcionarios de la FGE, entre ellos, la ex coordinadora general de Servicios Periciales, Ana Lilia Guerrero y ha sido llamado a declarar el ex titular de la dependencia, Rodrigo Dorantes Salgado.

Deja un comentario